Quiero establecer los objetivos

 El objetivo general formula el propósito de la investigación, establece lo que se va hacer en el desarrollo de la misma para dar respuesta a la formulación del problema. Debe ser concreto, viable, preciso, claro y sin ambigüedades. Por otro lado, los objetivos específicos identifican metas intermedias que también se desean lograr en el proyector. Ambos son muy importantes y deben expresarse con claridad.

¿Cómo plantear un buen objetivo?

1.Exprésate con claridad.
Debes ser claro y no usar frases largas. Piensa que tu trabajo de grado será leído por terceros y deben comprender cuáles son las metas que persigues con tu investigación.
2. Susceptible de ser alcanzado.
Debes plantearte resultados viables y de fácil alcance.
3. Está relacionado con el título y el planteamiento del problema de tu trabajo de grado.
4. Debe iniciar con un verbo en infinitivo.
Indicas la vía del conocimiento por la que procedes, la acción frente los resultados.

¿Qué verbos debo utilizar?

Debes utilizar los verbos en infinitivos, se diferencian de los objetivos específicos como por ejemplo: identificar, plantear, analizar, demostrar y plantear. Sin embargo, debes evitar utilizar verbos que se consideren ambiguos y que confundan al lector, como: conocer y comprender.
objetivos-1

¿Cómo puedo estructurar el objetivo general?

El objetivo general debe expresar la finalidad de tu trabajo de grado. Una forma de construirlo es respondiendo las siguientes preguntas.
1. ¿Qué?
¿Qué pretendes con lo que propones? ¿Qué vas a realizar?
2. ¿Cómo?
¿Cómo lo lograrás? ¿Que harás para alcanzarlo?
3. ¿Para qué?
¿Para qué realizas tu trabajo de grado? ¿Quién se beneficia del mismo?
objetivos-2

¿Cómo se plantean los objetivos específicos?

1. Divide tu trabajo en un conjunto de metas menores.
Mientras que tu objetivo general describe la meta final de tu proyecto, los objetivos específicos se encargan de identificar las metas intermedias, es decir, las actividades que se tienen que cumplir que aportan a alcanzar la meta final.
2. Son independientes y diferenciables entre sí.
Los objetivos específicos son mucho más precisos que el objetivo general y se enfocan en tareas especificas a desarrollar.
3. Deben poder generar una conclusión.
Los objetivos específicos deben poder brindar una conclusión en su culminación. Por ejemplo, “Diseñar la aplicación con las necesidades planteadas por los usuarios” genera la conclusion del posible diseño final de la aplicación. Se debe tener cuidado con verbo que se utilize para expresar exactamente lo que se desea lograr.